Preguntas Frecuentes

Legislación Mexicana

¿Cuáles son los tipos de Fideicomiso que existen?

La clasificación general que contemplan las Leyes Mexicanas consiste en tres tipos de Fideicomiso:

  1. Fideicomiso de administración.- Por medio de él se afectan y trasmiten al Fiduciario determinados bienes y derechos para que éste los conserve, custodie, administre y trasmita a su favor o de un tercero.
  2. Fideicomiso de inversión.- El Fideicomitente afecta recursos o valores para que el Fiduciario destine a operaciones económicas rentables, según se le indique, en beneficio propio o de un tercero. Por ejemplo, inversiones en instrumentos de renta fija o variable.
  3. Fideicomiso de Garantía.- El Fiduciario recibe los bienes o derechos fideicomitidos para garantizar el cumplimiento de una obligación principal, a cargo del Fideicomitente y a favor del acreedor Fideicomisario. Este tipo de contratos puede realizarse en documento privado, salvo cuando se trate de bienes inmuebles, ya que se requiere de escritura pública. El Fiduciario, en caso de incumplimiento puede realizar la venta o remate de los bienes y con su producto se paga al acreedor por medio de un procedimiento extrajudicial lo cual ahorra tiempo y dinero a las partes en caso de que sea necesario ejecutar alguna garantía.

Sin embargo, existe una clasificación más amplia si se consideran las finalidades de cada contrato, por ejemplo: Fideicomisos Testamentarios, Fideicomisos Patrimoniales, Fideicomisos de inmuebles en Zona Restringida, Fideicomisos para Desarrollos Inmobiliarios, Fideicomisos de Fondos de Pensiones o Jubilaciones, Fideicomisos para Infraestructura, Fideicomisos para Fundaciones, Fideicomisos Carreteros, Fideicomisos para Proyectos Culturales, Fideicomisos de Administración y Fuente de Pago, Fideicomisos turísticos, Fideicomisos emisores de Certificados Bursátiles, etc.

Por otro lado, existen también Fideicomisos Públicos y Privados, dependiendo del origen de los recursos que se aportan.